lunes, 1 de septiembre de 2014

Carlos Bianchi, el fin de su carrera como DT



Con su salida de Boca Juniors el pasado 28 de agosto de 2014, llegó a su fin la brillante carrera como entrenador de Carlos Bianchi, el DT más exitoso de la historia de Vélez Sarsfield y de Boca Juniors.

Nacido el 26 de abril de 1949, como jugador se destacó por su capacidad goleadora, siendo históricamente el jugador argentino que más goles ha convertido en torneos de primera división, con 385 tantos en 546 partidos (prom. 0,71), lo que lo ubica en la 13º posición de la tabla de máximos goleadores de todos los tiempos de la IFFHS.1

En Argentina jugó en el Club Atlético Vélez Sarsfield de Buenos Aires, con el cual se consagró campeón del Nacional 1968, y máximo goleador de los torneos Nacional 1970, Metropolitano 1971 y Nacional 1981. En Francia jugó principalmente en el Stade de Reims, donde fue el máximo goleador de tres campeonatos (1974, 1976 y 1977), y en el Paris Saint-Germain, con el cual logró ser el máximo goleador de la liga en dos oportunidades (1977-78 y 1978-79).



Como entrenador, apodado «El Virrey», se destacó en los clubes Vélez Sarsfield y Boca Juniors, con los cuales obtuvo 7 títulos nacionales y 8 copas internacionales, incluyendo 3 Copas Intercontinentales. Estos títulos lo convierten en el director técnico más ganador en la historia del Fútbol Argentino. Además, ostenta el récord de ser el director técnico que más veces ganó la Copa Libertadores de América con un total de 4 campeonatos.

"El técnico más ganador de Boca, con nueve títulos, dormía la siesta. Necesitaba despegarse de aquellos jugadores con los que había ganado todo y no podía ser él quien marcara el final de sus carreras. La chance le llegó por el clamor popular, por esa Bombonera que "habló" a fines de 2012. Bianchi sabía a lo que se exponía, como en enero de 2003: "Sé lo que arriesgo. Pero es tal el deseo de volver a dirigir a Boca que soy capaz de poner en juego todo lo ganado". Se refería a los títulos entre 1998 y 2001, la triple corona de 2000, entre el Apertura, la Copa Libertadores y la Copa Europea-Sudamericana ante Real Madrid. Repitió de a tres en 2003: otra Copa Libertadores, otro Apertura y, esa vez, el vencido en Japón fue Milan.


 En la tercera se fue vencido, lejos de los equipos que supo armar y asumiendo el primer lugar en la responsabilidad por no poder darles alegrías a los hinchas. Hasta tuvo que pedir disculpas, como en San Juan y ante Rafaela. Para muchos, no estaba actualizado, creyeron que él pensó que con la misma fórmula de los años anteriores le alcanzaría. Pero el primero que quiso cambiar fue el Virrey, asumiendo un equipo con la defensa más adelantada, buscando más refuerzos en puestos en donde no creía tener soluciones internas, dándole cabida a un preparador físico con experiencia en Boca y aggiornado con metodologías europeas. Pudo perder, pero siempre trabajó en función del adversario. Nunca les dio a sus jugadores tanta información de los rivales y de aciertos y defectos propios como ahora. Nunca probó con tantos cambios de puestos o tácticos. Quizá, simplemente no pudo. Cometió errores, está claro. Y los jugadores también se equivocaron con él. Hasta Riquelme, despechado en ese arribo a Argentinos. Desde el primer día se dijo que no quería a Gago, y Gago jugó siempre. Uno de los ejemplos. Se fue sabiendo quiénes filtraban las informaciones del vestuario. Tuvo más tiempo de lo que hubieran tenido otros DT, sí, pero el más ganador también estaba obligado a ganar en Boca.."

Autor de la nota:  Christian Leblebidjian

Material Original de http://canchallena.lanacion.com.ar/1722715-no-merecia-irse-asi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...