jueves, 1 de septiembre de 2016

Carlos Ramírez


Un 12 de marzo de 1994, en Envigado, nació Carlos Alberto Ramírez Yepes, un paisa que lleva a Bogotá en su corazón porque fue la ciudad que le permitió crecer en el BMX, el deporte que el viernes pasado le dio una de la mayores alegrías de su vida, ser medallista olímpico.

Sin pensarlo, pero esforzándose al máximo en cada entrenamiento, Ramírez hoy está entre los mejores bicicrosistas del mundo. Hace cuatro años veía en televisión cómo Mariana Pajón y Carlos Oquendo se consagraban en Londres 2012, ahora tuvo la oportunidad de festejar con ella y reemplazarlo a él en el podio olímpico.

Fue apodado el ‘Pequeño mago’ por sus compañeros, quienes afirman que Carlos logra adelantar a sus rivales a pesar de salir mal, y cuando menos se piensa puede pasar de ser último a primero.

De hecho, así fue como logró ganar en Río de Janeiro. Iba de séptimo en la última curva y de repente hizo un giro para cerrarse en la recta y empezó a acelerar a fondo para llegar de tercero. En principio se pensó que le había ganado un estadounidense, pero en la imagen de foto llegada se mostró que por una ‘puntica’ de la rueda él era el ganador del bronce.


Sin embargo, su magia no tiene ningún conjuro extraño, la fortaleza de su rendimiento está basada en la disciplina en practicar todos los días, varias horas a la semana, para ser el mejor.

Su papá, Juan Carlos, ha sido el mayor apoyo de Ramírez, su ayuda y respaldo en los momentos más difíciles han hecho de él un mejor deportista. Y gracias a eso, ha logrado los títulos que hoy lo ponen como uno de los bicicrosistas más importantes del país.

El nuevo medallista olímpico colombiano es además el actual campeón de BMX nacional. Ese título lo logró en Ubaté en marzo de este año, donde también participó la bicampeona olímpica, Mariana Pajón.

Pero su mayor logro lo consiguió en Birmingham (Inglaterra). En el 2012 Ramírez se convirtió en el campeón mundial júnior, luego de superar al estadounidense Maliek Blyndloss y al francés Léopold Tramier.


En la carrera para clasificar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro tuvo destacadas actuaciones. Conquistó la medalla de plata en la contrarreloj de los Juegos Bolivarianos en el 2013. Logró el oro en los Centroamericanos y del Caribe 2014. Y en los Panamericanos de Toronto 2015, a pesar de haber quedado de tercero, fue descalificado por cometer una falta.

Pero esa descalificación; las caídas, que tuvieron largos tiempos de recuperación, y las frustraciones de no poder conseguir lo esperado en muchas ocasiones tuvieron su gran premio en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con su medalla de bronce.

Ramírez es la ratificación del crecimiento del BMX en Colombia y a nivel mundial. Solo desde los Olímpicos de Pekín, en el 2008, este deporte es olímpico.

Los triunfos de Pajón y Oquendo en los múltiples campeonatos mundiales han sido la ratificación de que el país es una potencia, y más ahora, con la victoria de Carlos.

Además, su escalafón en la clasificación de la Unión Ciclista Internacional (UCI) habla por sí solo. En la última publicación, del 9 agosto, Ramírez ocupaba el puesto 12 con 909 puntos. Sin duda, después del triunfo olímpico va a seguir aumentando su puntaje, hasta lograr ser el mejor del mundo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...